OTOPLASTÍA

Las orejas prominentes, también conocidas como orejas aladas o en asa, son una malformación congénita muy frecuente, esto quiere decir que ya está presente al momento de nacer, se trata de una anomalía localizada en el cartílago auricular. 
En algunos casos, este defecto básico se debe a una falta de pliegue del cartílago en la zona del antehelix, lo que da la apariencia de una oreja sumamente extendida y plana. Otra anomalía común se da cuando una parte del cartílago auricular está excesivamente desarrollado en su porción de unión con el cráneo, lo que provoca el efecto de que las orejas están demasiado separadas de la cabeza y proyectadas hacia los lados. En  la Otoplastia se efectúan incisiones en áreas de pliegues posteriores para poder abordar el cartílago y modificar su forma. Se dobla el cartílago para reformar la oreja, acercándola a la cabeza. Algunas veces, el cirujano corta el cartílago antes de doblarlo. En ocasiones, se retira piel de la parte posterior de la oreja. Se utilizan suturas para cerrar la herida.

En Chile es una causa constante de Bullying, Los estudios han demostrado que la autoestima de aquellas personas cuyas orejas son estéticamente diferentes es más baja, y que, a menudo, los niños enfrentan el problema desarrollando personalidades introvertidas. Gracias a la otoplastia se pueden revertir estos problemas  sobre todo en la niñez por tal motivo una manera de solucionarlo es realizando una otoplastia , que es una técnica que permite resolver quirúrgicamente estos casos. Es aconsejable realizar este tipo de intervención a partir de los 6-7 años de edad, ya que en ese momento las orejas ya han completado su desarrollo. 

POST-OPERATORIO


La hospitalización habitualmente es transitoria. Esta intervención puede ser efectuada con anestesia local más sedación o anestesia general. El paciente llevará un vendaje acolchado durante 48 horas. En el momento de retirarlo, las orejas presentarán una ligera inflamación que irá remitiendo a lo largo de los siguientes días. Los puntos de sutura se retiran a los 7-10 días. Mientras, el paciente podrá lavarse el cabello extremando los cuidados para no afectar a la herida.

En ocasiones hay una disminución de la sensibilidad de las orejas que irá recuperándose totalmente en poco tiempo.

Durante los primeros días posteriores a la cirugía, es aconsejable utilizar durante la noche una prenda de compresión ligera (algodón y banda elástica) para proteger las orejas de golpes o gestos bruscos.El post operatorio no es muy molesto y en un plazo de 10 a 15 días el paciente puede retomar su actividad habitual. La práctica deportiva se puede reanudar después de 1 mes.

Otoplastía

Clínica Thomas© 2018. Todos los derechos reservados |
Diseño, Desarrollo y Mantención por TheLoop.cl